hola@jorgegarciagomez.com
[social size='small' style='light'']

Los Blogmerce como negocio interesante

Los Blogmerce como negocio interesante

Aclaración antes de empezar: el término blogmerce me lo he inventado. No encontrarás nada en Google (aunque parece que está indexado un dominio con ese término) sobre algo así; eso sí, imagino que se habrá escrito sobre esta idea, llamándolo de otra manera.

El blogmerce es la fusión lingüística de blog + Ecommerce. Es decir, algo que empieza como un blog, que se diseña como un blog, que tiene la comunidad de un blog… pero que monetiza con una tienda online. Y no hablo únicamente de un producto concreto, o de un infoproducto. Me refiero a una de verdad, con un buen puñado de productos, por lo menos, evidentemente relacionados con la temática del blog.

Eso sí, cualquier blogmerce debe tener una característica fundamental: primero se creó únicamente el blog. Es decir, que tu objetivo durante, al menos, un año, ha sido simplemente el de posicionarte como alguien interesante de leer (odio lo de ‘experto’), conseguir tráfico, posicionarlo, crear una comunidad y, como mucho, sacar algo de Adsense para que no te cueste dinero el mantenerlo.

A partir de aquí, llegará el paso de insertarle tu tienda online. Pero no antes; porque si te adelantas, o no respetas la primera fase, no crearás una comunidad. Piénsalo: ¿Cuántas tiendas digitales visitas cuando no quieres comprar nada? Lo normal es que ninguna.

Por eso, el no cumplir con los plazos puede hacer que todas esas visitas recurrentes no existan… y entonces tienes otro Ecommerce clásico, no un blogmerce (ojo, que me empieza a gustar el nombrecito).

La perfecta fusión entre un blog y una tienda online

¿Cómo conseguir un blogmerce? Pues aprovechando que voy a montar el primero, te cuento cosas que considero imprescindibles.

1. El Blogmerce siempre debe ser más blog que Ecommerce. Es decir, que cuando lo diseñes hazlo como si montaras únicamente una revista online… incluso cuando ya vendas cosas. Yo voy a añadir ahora la parte de tienda (el blog tiene ya 14 meses) y no voy a cambiar el tema de WordPress. Seguirá teniendo el aspecto de blog, pero con una sección de tienda.

Eso sí, recuerda que un blogmerce no es una tienda con blog, sino un blog con tienda. Es decir, que el contenido que publiques no debe ir orientado a la venta, sino a la gente a la que quieres vender, que no es lo mismo.

2. Elimina cualquier otra vía de ingreso. No conviertas tu blogmerce en un mercadillo. En el momento en el que ya vendas tus propios productos, quita cualquier banner de Adsense o enlace de afiliados. Actualmente tengo tanto publi como enlaces a Amazon, y los quitaré en cuanto termine el cambio.

Si dejas todo, puedes estar perdiendo dinero -la comisión de afiliado o el clic de Adsense siempre te dejará menos ingresos que vender tu propio producto- y además puedes hacer que tus usuarios sientan rechazo ante tanto «ánimo» a que visite tu tienda, acceda al link de tu banner, consulte los precios de otra tienda diferente… Tu objetivo debe ser únicamente vender en tu tienda, elimina lo demás.

3. Cuidado con la comunicación del cambio. Por desgracia, en España está mal visto querer ganar dinero con un blog, o con cualquier cosa en general; el usuario medio, sin saber por qué, no se toma bien que quieras hacer dinero con tu trabajo en esto de los blogs, como si solo pudiera ser un hobby. Por eso, el cambio de «tengo un blog porque me gusta el tema» a «vendo algo» debes hacerlo con cuidado, sobre todo en el tema de la comunicación.

En concreto, pienso en la relación con los suscriptores. No tengo claro cómo voy a explotar mi lista de emails para «anunciar» la tienda. Incluso puede que ni siquiera haga un anuncio oficial como tal. Simplemente dejaré que vayan entrando y la descubran ellos solos; confío en mis buenos precios y en la fuerza de la comunidad para que el resto vaya solo, pero ya veremos.

4. Une bien las dos partes de tu blogmerce. Esta es quizá la tarea más complicada. Conseguir que el usuario conozca tu tienda sin molestarle lo más mínimo cuando lee tus posts. Piensa que estos serán la puerta de entrada para tus potenciales ventas, por lo que tienes que tenerlos montados a la perfección, y probar cuál es el sitio menos molesto y más visible para que, una vez leído el contenido, terminen en la tienda.

En mi caso, estoy buscando aún algún sitio que tenga las dos cosas bien integradas, aunque no sea un blogmerce: un post de una tienda online que de verdad te permita leer el texto y, a la vez, te quede claro que vende X producto.

Resumiendo… Lo importante del blogmerce

Inversión a largo plazo. Monta un blog referente y el resto vendrá después. Trátalo siempre como un blog: diseño, SEO, organización, prioridades, recursos… Incluso cuando ya tengas tienda. Las ventas vendrán solas.

No permitas que sea una tienda online con un blog. Ya hay mucho de eso. Respeta a los lectores que te siguen desde antes de que quieras venderles algo. Sino corres el riesgo de destrozar todo lo construido.

No te vuelvas loco con temas de stock y productos. Lo ideal para un blogmerce es el dropshipping (así lo voy a hacer yo); de lo contrario tendrás que dedicar mucho más tiempo a temas de envíos, proveedores, etc. y dejarás de dedicárselo a la parte del blog. Y dejará de ser lo que querías que fuera, perderá sentido el estar tanto tiempo creando una bitácora que merezca la pena.

¿Funciona? No lo sé, en unas semanas te contaré qué tal me va. Así que no olvides meterme en tu Feedly y suscribirte para no perdértelo ;)

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*