hola@jorgegarciagomez.com

Cómo saber lo que realmente quieres: la técnica de los 5 porqués

Cómo saber lo que realmente quieres: la técnica de los 5 porqués

Ahora que ya sabes lo que es un Ikigai, solo hace falta ponerse a encontrarlo. Como comentaba en ese post, la clave está en el por qué. Esa es la pregunta a la que someter cualquier afirmación, porque es totalmente accionable; es decir, siempre te va a dar otra cuerda de la que tirar.

Y cuando te quedes sin cuerda, es cuando se supone que has llegado a la verdad que hay detrás de respuestas como “ser feliz” o “ser millonario”. Es ahí donde encontraremos el punto de partida para ponernos manos a la obra y luchar por nuestro Ikigai.

Para conseguirlo, existe la técnica de los 5 porqués.

De dónde viene la técnica de los 5 porqués

Aunque pueda parecer algo para encontrar respuestas a nivel espiritual (como encontrar tu Ikigai), o al menos estratégico, la realidad es que la técnica de los 5 porqués fue creada por Toyota para algo mucho más terrenal y pragmático: mejorar su proceso de producción. Es de este tipo de herramientas de donde posteriormente nació el Método Lean Manufacturing, inspiración importante para la aparición del Método Lean Start Up.

En realidad, el sistema tiene el objetivo de buscar respuestas para mejorar algo. Simplemente duda de que el aspecto a mejorar sea tu primera idea, y por eso nos pide que nos obliguemos a buscar un poco más para encontrar lo que hay detrás, y así poder solucionarlo.

Qué es esto de los 5 porqués

Vayamos al lío: la técnica no tiene mucho misterio, consiste en hacer exactamente lo que dice su nombre: preguntarse cinco veces por qué. Se trata de no tomarte en serio tu primer objetivo, y examinar el origen de este para definir tus deseos principales con mayor precisión.

Una vez tengas un punto de partida, por ejemplo, “quiero ser rico”, pregúntate ¿por qué? No pienses mucho la respuesta, tampoco necesitas una monografía sobre el tema. Simplemente responde lo que se te pase por la cabeza, tu deseo más emocional. Una vez tengas esta respuesta, pregúntate ¿por qué? otra vez, y repite el proceso hasta cinco veces.

Esa última respuesta es lo que de verdad hay detrás de tu “quiero ser rico”. Si crees que puedes seguir reflexionando, y que hay más respuestas ahí abajo, no te cortes.

Ojo, no se trata de una técnica infalible, ni te va a salvar la vida, pero sí que puede ayudarte a encontrar un deseo que te interese más del que tú creías y, sobre todo, que se pueda conseguir de manera más rápida, sencilla y atractiva que el primero.

Una vez estés aquí, solo hay que encontrar la forma de conseguirlo. ¿Cómo hacerlo? En unos días te cuento otra técnica parecida ;)

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*