hola@jorgegarciagomez.com

Deberías tener un Otaku

Deberías tener un Otaku

La segunda palabra japonesa del mes. El término ‘Otaku’ tiene varias acepciones, y su historia le ha otorgado algún significado que en realidad nada se corresponde con sus raíces.

Vayamos directamente a lo que importa: Un Otaku es algo que te apasiona tanto como para dedicarle muchísimo tiempo, sacrificar un montón de cosas y olvidarte a ratos de que hay más mundo, pero sin que se sea en una obsesión.

Ese espacio entre el hobby y volverse loco es el que ocupa un Otaku.

¿Por qué creo que deberías tener uno? Porque es a lo que te deberías dedicar. El trabajo perfecto para cualquiera tiene que estar relacionado con su Otaku. Imagínate trabajar en algo que te tiene totalmente entregado, que a rachas te bloquea totalmente la agenda, los compromisos, las voluntades.

Eso sí, no es para volverse loco. Nada de obsesiones, ni e olvidarse de lo importante (tu Ikigai ). Simplemente que llegue el lunes y te de exactamente igual; todo lo contrario, que te apetezca volver a coger tu Otaku y disfrutar de un día dándole caña.

El problema de hacer de una afición tu forma de vida es que, la parte que no disfrutas de ella (papeleo, proveedores, ventas, comunicación… lo que sea) puede quemarte tanto que termines harto. El Otaku es un paso más, es algo que harías mucho aunque no te pagaran por ello.

Del Product-Market Fit al Otaku-Market Fit

En el mundo empresarial general y en Lean Start Up en general (lo que más conozco) se habla mucho del product-market fit, es decir, cómo encajas tu producto con el mercado.

Para mí hay un paso anterior, mucho antes incluso de crear un producto o tener una idea: el encaje entre tu Otaku y el mercado. Cómo conseguir hacer dinero de tu Otaku.

Dependiendo de lo que sea, algunas veces será más complicado que otras; si te encanta programar aplicaciones te será más fácil que si te gusta llevar un Taxi.

 

Cómo crear tu trabajo ideal gracias a tu Otaku

Si no sabes cómo conseguirlo, se me ocurren algunos tips y herramientas con las que aclarar la cabeza y sobre todo sacar nuevas ideas para conseguir el encaje perfecto, y empezar a explotar al máximo tu Otaku

Píntalo como producto y como servicio. Intenta darle dos vueltas a tu pasión; piensa en qué podías conseguir si la utilizaras para crear un producto y cómo sería si lo convirtieras en servicio.

A veces podrías optar por ambas vías; ante las mismas ventajas, elige el producto. Te aseguras de que no venderás tu tiempo, al menos totalmente.

Busca tu diferenciación. Esta vale para cualquier negocio. Si tu Otaku es algo común, que compartes con mucha gente que ya tiene negocios parecidos, busca algo que te vaya a dar un toque de originalidad: puede ser tu comunicación, atención al cliente, valor añadido, precio, especialización, complementos al producto/servicio, etc.

Negocio de tu Otaku VS negocio sin más. Piensa en qué tendría de diferente un negocio de alguien que tiene en ello su Otaku con respecto a quien lo monta “porque sí”.

¿Cómo podrías transmitir que a ti realmente te apasiona esto? ¿Qué detalles puedes incluir para se note? Esta lista debería ser muy grande ;)

¿Qué Otaku tienes? ¿Cómo lo haces para convertirlo en tu negocio?

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*