hola@jorgegarciagomez.com

En qué se nos va el tiempo realmente

En qué se nos va el tiempo realmente

‘El tiempo se pasa volando’ es algo que todos tenemos en la cabeza. Sin embargo, no me quiero quedar ahí, sino calcular más concretamente en qué gastamos el tiempo actualmente.

Creo que si analizamos con criterio, visto desde arriba, en qué se nos va nuestro tiempo (es decir, nuestra vida) podemos entender si algo no va bien del todo en nuestro día a día.

Es la rutina, el día a día, la falta de perspectiva, la que no nos deja subir un escalón, mirar hacia abajo y comprender cómo se nos va mucho tiempo de las manos, sin que sea totalmente necesario.

Ojalá al final del post lo tengamos más claro. Allá vamos.

Según los datos del INE la media de edad en España en el 2014 era de 85,6 en mujeres y 80,1 en hombres. Según estos datos, contemos con que actualmente contamos con 83 años de vida.

Vamos a restarles 18 años ya que, aunque tengamos uso de razón y empecemos a tomar decisiones y disfrutar de un montón de cosas, hasta la mayoría de edad legalmente no podemos valernos por nosotros mismos al 100%.

En total serían 65 años. Dependiendo de si te pones a estudiar o no, gastarás 160 horas al mes en trabajar. En total, quitando un mes entero de vacaciones y fiestas, te sale un poco más de 73 días completos trabajando cada año.

Es decir, que cada 11 meses, dedicas mes y medio a trabajar.

Pero ojo, porque más o menos tardas 1 hora entre ida y vuelta del trabajo (por lo menos), así que son 20 horas más al mes: unos 9 días al año te lo pasas en el tren, coche o autobús, para ir a trabajar.

En total, la parte destinada al mundo laboral son unos 81 días cada año, más o menos. Cerca de los tres meses.

Añadamos a esto las 8 horas al día de sueño de rigor: 121 días durmiendo al año.

Es decir, que entre trabajar y dormir llevas 200 de los 365 días de un año.

Sobre el papel, solo tienes 165 días cada año para “disfrutar”.

De los 65 años de vida útil, 780 meses, cuenta con que en realidad serán 357 meses los que dediques a algo que no sea dormir o trabajar.

Aquí no incluyo la cantidad de días perdidos porque son fiestas, te pones malo, “no te apetece hacer nada”, estás cansado, perezoso, débil, apático, tienes frío, calor….

Cada lunes te corresponden unas 7 horas de disfrute. Unas 84 horas al año. Lo de odiar el lunes ahora debería tener menos sentido.

Ahora piensa que la estadística del principio, donde se estima que vivirás 83 años, no se cumpla contigo, y que sean 20 menos, por ejemplo. Imagina la de meses de disfrute que te quedan.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*