hola@jorgegarciagomez.com
[social size='small' style='light'']

La burbuja de las aplicaciones móviles: Apps inútiles y prácticas

La burbuja de las aplicaciones móviles: Apps inútiles y prácticas

Como si se tratara de tiendas online, las aplicaciones móviles han aumentado de manera continua y constante en los últimos años. El auge imparable del consumo de datos desde este dispositivo- somos los primeros de Europa en acceso a Internet desde móviles- también ha ayudado a que muchos pensaran que necesitaban su propia app.

Sin embargo, la realidad es que son muy pocas las aplicaciones que utilizamos de manera continua. Todo lo que se salga de las redes sociales, Google maps y alguna más no entra en el selecto grupo de apps que realmente tienen una base de usuarios fieles y masiva.

Un error que cometen los creadores de nuevas apps es fijarse únicamente en el número de descargas de las mismas, cuando lo realmente importante son los usuarios que las usan de manera habitual: será eso lo que defina si ha triunfado o no. ¿Quién no ha eliminado una aplicación del móvil poco después de bajársela?

Y es que este mundillo es sin duda el más complicado de todos los que forman el 2.0 actual. Entrar en los móviles de los usuarios es mucho más complicado que en sus ordenadores, y eso se nota.

Aplicaciones que triunfan: ¿Por qué lo hacen?

Teniendo claro que la empresa no es fácil, la única manera de que una aplicación móvil pueda de verdad conseguir una base de usuarios sólida es tener la cualidad más importante: la utilidad. Las apps tienen que ser prácticas, tienen que valer para algo más que divertir o informar, siempre que no estemos hablando de redes sociales, claro.

Y no se trata únicamente de hacer que tu aplicación sea práctica para conseguir un hotel barato; eso solo me servirá un par de veces o tres al año, no me compensa tenerla en mi teléfono. La practicidad tiene que ir enfocada a la cotidianeidad; la mejor app es aquella que ‘necesitamos’ abrir todos los días.

Ahí está el reto para que esta burbuja no termine en un cajón de sastre de cientos de apps que pasarán al olvido.

Foto | Flickr

Soy muy de blogs. Orgulloso fundador de Marketing Paradise. Me niego a ver cómo el mundo se apaga.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*