hola@jorgegarciagomez.com

Quién es tu verdadera competencia en Internet

Quién es tu verdadera competencia en Internet

Una de las preguntas que más molestan la primera vez que nos vemos con un cliente (sí, hay que hacer preguntas que incomoden, de ahí salen los insights fuertes para preparar estrategias ganadoras) es la referente a la competencia.

Una vez superada la fase de ‘en realidad no tenemos, nuestro producto es mucho mejor del resto, no tiene nada que ver’ y evasivas parecidas, viene el momento de ayudarles a entender algunas ideas clave en la parte digital de su negocio. Empezando por localizar concretamente quiénes son sus rivales en la lucha por conquistar a sus clientes y vender su producto.

En realidad, descubrir quién es realmente tu competencia, fuera o dentro de Internet, a veces no es sencillo. Y en el mundo digital, en muchas ocasiones también hay un poco de confusión; de ahí la incomodidad de algunos clientes a la pregunta: no llegan a tener claro del todo quiénes son sus rivales.

Más allá de la clásica lista de nombres de empresas del sector, hay diferentes “cosas” que pueden ser tu competencia:

1. Tu sustituto. No usan tu producto porque ya tienen algo que cumple su función, aunque no sea lo mismo.

2. Una empresa diferente. Las más fáciles de identificar: otros proveedores con un producto parecido.

3. Una solución gratuita. Algo como lo que tú ofreces, o de características similares, pero por lo que ahora la gente no paga, ni está dispuesta a pagar.

4. Un producto ‘pirateado’. Algo similar a lo tuyo que la gente ahora hackea de alguna manera.

5. Etc. Muchas otras variables que pueden hacer que tu lista de competidores aumente.

Centrándonos en el mundo online, lo que debes tener claro es que tu competencia es quien esté en el sitio en el que tú quieras estar.

Imaginemos que te dedicas a vender figuras de porcelana. Tienes una tienda online recién creada, y hasta ahora solo trabajabas tu negocio desde tu local físico en el centro de Valencia. Tienes pensado lanzar un plan completo de posicionamiento en Google, que incluya SEO y Google Adwords, para empezar a captar potenciales clientes.

Bien, pues tu competencia para esto no es el proveedor que conoces de figuras de porcelana, ni la tienda que está a 300 m de la tuya. Tu rival es el que tiene la posición 1 en los resultados de SEO, y los que aparecen en los anuncios de Adwords.

En Internet solo cuenta la competencia que está en Internet. Una empresa que venda lo mismo que tú pero no tenga página web no es tu competencia digital. Y otra compañía que, aunque no tenga exactamente el mismo producto, pero sí aparezca por las búsquedas que te interesan a ti (porque estén relacionadas) sí es competencia tuya.

Por lo tanto, para entender quiénes son tus rivales digitales deja de pensar en lo que ofrecen, en su tamaño o en su trayectoria, y fíjate en dónde están. Si ese lugar coincide con el que tienes tú, ya sabes lo que toca: ver qué puedes copiar y elegir qué vas a mejorar.

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*