hola@jorgegarciagomez.com

Por qué eres optimista, por qué debes seguir siéndolo y cómo aprovecharlo

Por qué eres optimista, por qué debes seguir siéndolo y cómo aprovecharlo
ted-talk-tali-sharon

Eres positivo. Al menos en todo lo que tenga que ver contigo, o los que te rodean, tu círculo más cercano. Piensas que te va a ir bien, vas a estar sano, tu matrimonio va a ser para siempre o conseguirás el éxito que tienes planeado. Sin embargo, si te pregunto por el futuro de tu país, o tu ciudad, el positivismo es más comedido.

Esa es la premisa con la que arranca la charla TED de Tali Sharon, que hoy comparto contigo. Tali explica el concepto de “predisposición al optimismo”, es decir, el proyectar el futuro mucho mejor de lo que los hechos nos dicen.

Por eso la obra de tu casa cuesta más de lo que pensaste, o el proyecto que debías terminar te va a llevar dos semanas extra sobre lo planificado. Siempre pensamos que nos va ir mejor de lo que la realidad nos previene.

Ser optimista es bueno

Sin embargo, tal y como explica en la charla esta científica, esto no es malo. Por tres razones:

1. Tener altas expectativas mejora la reacción al resultado final. No importa si al final no se consiguen, la gente que apunta alto se siente mejor consigo misma, aunque no llegue tan arriba como pensaba y quería.

2. La anticipación nos hace felices. El saber que viene algo bueno es casi igual de positivo para nosotros que el disfrutarlo cuando llega. El ejemplo donde los viernes nos gustan más que los domingos, aunque ese día trabajemos, es demoledor.

3. El positivismo se retroalimenta. Es decir, pensar que lo vas a lograr ayuda a lograrlo. Esta predisposición conduce al éxito.

Este tercer punto es la clave de la charla: creer que lo vas a conseguir, ir con todo, es fundamental para llegar a alcanzar algo. Y no hablamos de frases de carpeta ni optimismo barato. Son experimentos científicos, HECHOS.

Cuidado con el optimismo
Esta predisposición a pensar que todo nos va ir bien tiene un peligro: las consecuencias de razonar así: que en una noche terminas ese trabajo, que los accidentes de coche los sufren otros, etc.

Ignoramos la realidad incluso cuando nos ofrecen nueva información sobre la misma, fiable y clarificadora. Tal y como explican en esta charla TED, ni siquiera con los datos delante somos capaces de modificar nuestras previsiones, y esto puede causarnos problemas.

Dónde está la clave

En el equilibrio. Tal y como termina la charla: conocer que existe esta predisposición al optimismo, saber que la tenemos, nos permite dos cosas:

– Mantener nuestro optimismo en todo lo que hacemos.
– Enfrentarnos a la realidad para ser capaces de modificar nuestras previsiones, evitando que esta nos pueda perjudicar. O al menos hacer que nos afecte un poco menos.

¿Qué te parece es concepto? ¿Cómo de optimista eres?

Opt In Image
No Te Pierdas Nada
Te lo mando todo por Email

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*